Cómo evaluar una posición (I)

Tras tener una discusión en el grupo de Whatsapp del club, donde nuestro compañero Iván Jiménez nos consultó la opinión a todos nosotros sobre quien estaba mejor en una posición concreta, se me ocurrió provechar y transmitir lo que me han enseñado en los últimos meses sobre este concepto.

Esta sería la posición:

Haz click en la imagen para analizar.

Evaluar una posición básicamente consiste en indicar quién esta mejor. Equivaldría al número que nos da el módulo de análisis. Nosotros no evaluamos con números, evaluamos como personas.

¿Cómo podemos evaluar nosotros?

Basándonos en descomponer la posición en los diferentes elementos posicionales existentes; de esta manera se facilita la valoración.

¿Qué elementos posicionales tenemos que tener en
cuenta?

Hay varios autores que han realizado un sistema de puntos para evaluar, pero la mayoría son muy rebuscados y poco prácticos. Todos los autores están de acuerdo en utilizar este método, pero hay distintos criterios para dar importancia a algún u otro elemento. Esto se debe a que cada jugador tiene un estilo distinto y el periodo de la época que jugó. Por ejemplo, Karpov en uno de sus libros comenta que el factor posicional más importante es la restricción de las piezas del rival. Hay un constante evolución de la opinión del peso de estos factores gracias a la evolución del ajedrez.

¿Qué guía vamos a utilizar como referencia?

Nos vamos a basar en evaluar la posición siguiendo los criterios del GM indio Ramesh, que actualmente no juega, pero entrena a grandes promesas indias desde hace más de 20 años. Tiene un libro del 2015: “Fundamental Chess: Logical Decision Making”. En los primeros capítulos habla de cómo evaluar una posición. Define 6 elementos posicionales necesarios para la evaluación de una posición.

¿Cuáles son los elementos posicionales que nos van a
ayudar?

En orden de importancia son los siguientes:

  1. Seguridad del Rey: si nos dan mate perdemos.
  2. Actividad de las piezas.
  3. El material.

Estos tres factores son los CLAVE. Si hay algún claro desbalance en uno de esos tres factores, es muy probable que pesen mucho más que los siguientes elementos. Una pieza activa vale más que el material. Lo más fácil que existe es evaluar el material; un poco más difícil es evaluar la actividad de las piezas. Hay gente que cae en el materialismo y no da importancia a la actividad en su justa medida.

Los siguientes tres factores en orden solamente tienen importancia si los tres
anteriores están equilibrados
y no son tan relevantes:

  1. Estructura de peones: islas, casillas débiles, columnas y diagonales abiertas…
  2. Espacio: control de casillas del tablero: no es necesario tener más peones avanzados.
  3. Debilidades en un sentido amplio: piezas débiles pasivas, casillas débiles… Abarca un gran número de elementos como cajón desastre que no se contemplan en el resto de apartados.

Este orden nos sirve como una guía y, por supuesto, recordar que son elementos que nos sirven como una generalidad y que cada situación y posición es única.

En resumen:

  • Evaluar una posición de forma adecuada nos permite saber si estamos mejor, igual o peor que nuestro rival, lo que condicionará nuestro juego y actitud posterior.
  • Para evaluar una posición debemos desmenuzarla en distintos elementos posicionales, de los cuáles muchos autores se han puesto de acuerdo.
  • No existe unanimidad ni consenso en dar el peso adecuado a dichos factores posicionales, dependiendo mucho del estilo del jugador y de la época en que practicó su juego.
  • Utilizaremos para evaluar la posición los criterios del GM Ramesh, por ser fácilmente entendibles, modernos y muy aplicables desde el punto de vista práctico.

La próxima semana seguiremos hablando y profundizando más en el tema. Un saludo.

Un comentario en «Cómo evaluar una posición (I)»

Deja una respuesta